Descripción

 


El Pasto Bermuda, incluyendo las variedades de Enano PD1, Tifeagle, Tifgreen 328 y Tifway 419, es un pasto vigoroso en crecimiento que se propaga via estolón de manera rápida y exitosa. El Pasto Bermuda se utiliza comúnmente en residencias, parques públicos, industrias, comercios, canchas deportivas y campos de golf. La rapidez de su desarrollo y la tolerancia al tráfico permite caracterizarlo como uno de los pastos más populares para cubrir áreas verdes de uso común.

El Pasto cuenta con hojas individuales donde el diámetro de las mismas se encuentra entre 1.5 mm y 5 mm, mismo diámetro que permite identificarlo como un pasto delgado con potencial de cobertura altamente densa; la altura del pasto puede variar entre 2 y 16 cms. El color de su follaje se caracteriza como verde bosque y existe poca diferencia entre las distintas variedades, donde en orden de obscuro a claro está el 419, Enano PD1, 328 y el Tifgreen.

La raíz tiende a ser muy profunda y como mínimo puede alcanzar los 20cm bajo la superficie natural, dicha profundidad permite que el pasto sobreviva aún y cuando hasta el 50% de la masa de la raíz (rizomas) haya sufrido sequía extrema. La tolerancia a la sequía aplica solamente cuando el pasto haya enraizado antes de someterse a estas condiciones adversas, para que via el conducto raizal profundo se alimente la humedad disponible en el suelo.
 

Condiciones climáticas y suelos
El Pasto Bermuda es originario de zonas tropicales y subtropicales, se desarrolla de manera óptima en lugares donde hay veranos extensos con temperaturas superiores a 25°C. El Pasto prefiere el invierno corto y ligero con temperaturas mínimas de 5°C. La temperatura diurna ideal para el desarrollo del Bermuda es entre 35°C y 38°C. La temperatura óptima para el desarrollo de las raíces del pasto es de 25°C (equivale a la temperatura óptima para su instalación).

No obstante lo anterior, el pasto es altamente resistente a temperaturas extremosas. Por ejemplo, podría desarrollarse en zonas climáticas donde las temperaturas nocturnas descienden a 1°C, siempre y cuando las temperaturas diurnas alcanzen los 20°C. Si en dado momento la temperatura ambiente promedio se encuentra por debajo de los 10°C (otoño – invierno), el Pasto entra en estado invernal donde su crecimiento superficial se detiene y su color desvanece un tono. El Pasto no muere sino que guarda su reserva de carbohidratos en sus rizomas (raices) para futuro crecimento durante la próxima primavera. Aquí, la velocidad de la reproducción de las raices es muy alta.

Los géneros de Pasto Bermuda prefieren intensidad lumínica (solar) directa. Así mismo, entre más largos sean los días y la intensidad lumínica sea relativamente alta (primavera-verano), incrementa el crecimiento de las rizomas, estolones y de las hojas del pasto. Por otro lado, bajo condiciones de intensidad de luz reducida (menor a 60% de luz solar directa), las hojas del pasto se alargan y adelgazan, así como las rizomas (raíces) se debilitan. Por consecuencia, la cubierta del pasto se esparse bajo condiciones sombrías. 

El pasto debe recibir riego adicional en zonas donde la precipitación anual (y gradual) sea menor a 50cm, o bien en regiones áridas como es el caso del norte de México. Se recomienda que la frecuencia promedio de riego sea entre 2-3 veces por semana, sin crear condiciones de encharcamiento. El pasto tolera una amplia gama de suelos, incluyendo arcillas y suelos arenosos (siempre y cuando los nutrientes vitales NPK estén disponibles). Tolera ambas condiciones de suelos ácidos así como alcalinos, y es altamente tolerante a condiciones salitrosas. El pasto se desarrolla mejor sobre suelos con buen drenaje (poco encharcamiento), así como la disponibilidad particularmente del elemento Nitrógeno (que se encuentra en fertilizantes comunes). El pasto además tolera una amplia gama de pH en el suelo, sin embargo se desarrolla mejor entre los niveles de 6.5 y 8.0 (cuando se trata de suelos <6.5 se recomienda agregar cal para regularizar el pH).

El pasto Bermuda particularmente ayuda a prevenir la erosión del suelo, incluyendo terrenos en desnivel, áreas al costado de carreteras, aeropuertos y sobretodo para embellecer y proporcionar una cubierta suave para canchas deportivas y áreas de juegos. El pasto es altamente tolerante al tráfico, y se regenera particularmente rápido a comparación del resto de las variedades. 

Existen distintas variedades de Pasto Bermuda. La variedad reconocida como Tifgreen, como lo dice su nombre, se utiliza particularmente para los “greens” en campos de golf debido a su textura fina, densidad y suavidad en sus hojas. Es un pasto que cubre con gran velocidad y permanece bajo en altura. El Tifgreen proporciona una cubierta densa que es altamente resistente a la invasión de otros pastos, formando y promoviendo una cubierta uniforme y pura en variedad Tifgreen. Tolera particularmente las invasiones de pastos y malezas invernales mejor que la mayoría de las variedades Bermuda. El pasto se recomienda para áreas de alto mantenimiento (frecuencia de corte, riego, nutrientes) que incluyen “greens” de golf, “fairways”, canchas deportivas incluyendo tenis, y en explanadas y/o jardines de cobertura densa y fina.

La variedad de Tifway, por ejemplo, es muy similar al Tifgreen, con la diferencia de que la textura de las hojas es más rígido y vertical y a la vez, de color verde obscuro. El pasto se recomienda para “tees” y “fairways” de campos de golf, jardines residenciales, canchas deportivas y de tenis.

El Tifdwarf PD1 de igual manera es muy similar al Tifgreen. El Tifdwarf PD1 en la actualidad es una mutación original del Tifgreen, donde la diferencia principal pertenece a sus hojas e internados (tallos) son más cortos aún que aquellos del Tifgreen. El color del pasto además es de tono más oscuro. El tifdwarf exhibe un color rojo oscuro posteriormente a la temporada de otoño, cuando la temperatura comienza a bajar. Para aminorar la deterioración del color en el pasto, es importante fortalecer la presencia del nitrógeno en el suelo. El Tifdwarf por lo general tarda poco más para recuperar cobertura a comparación del Tifgreen. 


Mantenimiento
El pasto Bermuda se caracteriza como el pasto más tolerante a condiciones de sequía. Cuando éste se somete a condiciones de sequía extrema, la cubierta del mismo exhibe un color amarillo con una cubierta irregular. Sin embargo, recupera su aspecto normal al recibir humedad de nuevo mediante sus conductos raizales subterráneos. 

Por lo general, la frecuencia de riego del pasto Bermuda depende del uso que tenga, así como también de los siguientes factores ambientales:

·     Humedad

·     Viento

·     Intensidad lumínica

·     Temperatura cálida (>30°C)

Generalmente los requerimientos de riego incrementan cuando el nivel de mantenimiento es alto. Por ejemplo, los niveles de mantenimiento en cuanto a uso disminuyen así: campo de golf > canchas deportivas > jardín/patio > costado de carreteras. Entre más bajo mantengan el pasto, más riego se requiere para mantenerlo en condiciones óptimas. De igual modo, entre más viento, intensidad lumínica y alta temperatura, más riego se requiere para mantenerlo en aspecto saludable. La toma de agua del pasto Bermuda puede variar entre 0.25cm hasta 0.75cm diario dependiendo de la presencia de los factores ambientales. 

La frecuencia de riego también depende del tipo de suelo en la región. Los suelos arcillosos, por ejemplo, retienen más el agua que suelos arenosos y por consecuencia requieren de menos riego. La profundidad de los conductos raizales también influye en la frecuencia de riego. El 80% de las raíces se encuentran en los primeros 2 metros bajo la superficie, sin embargo, cuando el suelo es suave (arenoso) y permite el desarrollo profundo de las raíces, se puede practicar el riego esporádico e infrecuente que permite crear un pasto que tolera sequía. Por otra parte, los campos de golf que deben mantener el pasto de baja altura y que emplean el riego por aspersión (ligero y frecuente), fomentan el desarrollo de un pasto más sensible a la sequía, aquél con raíces cortas que debe recibir riego rutinario para prevenir el descoloramiento. 

Es importante cuidar y prevenir el exceso de riego en suelos arcillosos, el pasto no tolera condiciones de encharcamiento. Se recomienda inclusive suavizar los suelos arcillosos utilizando un arrope de arena, la arena desplazará la compactación arcillosa abriendo paso para el escurrimiento de agua durante el riego. Adicionalmente, también se utilizan métodos de aeración por broca para suavizar el suelo arcilloso. Es importante contemplar estas prácticas de aireación sobretodo en áreas con alta compactación y tráfico (campos de golf y canchas deportivas).

La frecuencia y altura de corte del pasto Bermuda depende de la variedad, el uso, y el nivel de mantenimiento. Por lo general, el pasto genera una cubierta densa y resistente al tráfico cuando se corta entre 1.3cm y 2.5cm de altura (la altura menor aplica para campos de golf y canchas deportivas, y la mayor para jardines y/o patios). Cuando se deja crecer arriba de los 2.5cm de altura, el pasto exhibe una apariencia verde y saludable, sin embargo con menos tolerancia (recuperación) al desgaste por tráfico. El Tifway, un pasto híbrido de textura fina, debe mantenerse máximo a 2.5cm de altura o menos. Si se deja crecer más, el pasto se vuelve esponjado y los tallos expuestos a futuros cortes que puede ocasionar daño al mismo.

Como recomendación general para el corte del pasto Bermuda, no debe cortarse más del 40% de la masa de las hojas en un solo corte para no debilitar el mismo. Entre menos altura se le permita al pasto, se debe cortar con más frecuencia. Por ejemplo, los “greens” de golf se cortan a 0.5cm de altura o menos, y deben cortarse diario para mantenerse saludables. Las canchas deportivas mantenidas a una altura de 1.3cm deben cortarse cada 3 días. El pasto en jardines/patios debe mantenerse entre 2.5cm y 3.8cm, con cortes cada 5-7 días. Se recomienda utilizar máquinas de tipo “reel” para la poda del pasto bermuda, desde 5 a 10 cuchillas (5 para jardines/patios y 10 para “greenes”).

Para generar una cubierta verde de aspecto saludable, el pasto Bermuda requiere una cantidad mayor de fertilizante a comparación del resto de los pastos. La cantidad de fertilizante a aplicar depende del uso del pasto, la estación anual, el tipo de suelo donde está sembrado y la variedad en cuestión. El Tifway por ejemplo, requiere menos fertilizante que el Tifgreen para mantener su color verde. Los “greens” de golf y las canchas de tenis son relativamente altos consumidores de nitrógeno, los “fairways” y las canchas deportivas son consumidores intermedios, mientras los jardines/patios se caracterizan como bajos consumidores de nitrógeno (por su bajo nivel de mantenimiento).

Como ejemplo, un pasto de alto mantenimiento, como lo son los campos de golf y canchas deportivas, se recomienda una aplicación aproximada de 0.5kg. de nitrógeno por cada 95m2 por mes durante la etapa de crecimiento (meses de primavera). Por otra parte, se debe cuidar el exceso de fertilizante puesto que esto ocasiona incremento en corte, riego y control de maleza (incremento en mantenimiento). Durante la estación invernal, cuando adormece el pasto, se recomienda un arrope de composta para proveerle la temperatura y nutrientes necesarios para pasar el invierno. 

El tipo de suelo donde se encuentra sembrado el pasto también es un factor principal para definir la cantidad de fertilizante necesaria. El suelo arenoso requiere aplicaciones ligeras y frecuentes de nitrógeno considerando que hay alta porosidad y poca retención. Por lo general los suelos arenosos retienen poco de todo, incluyendo potasio y fósforo e igualmente se deben aplicar estos elementos para fortalecer el pasto. En lo particular, el potasio es importante por su aportación hacia el crecimiento y desarrollo de las raíces, así como también protege el pasto contra cambios de temperatura extrema, sequía y la exposición diaria del mismo. 

Se recomienda también aplicar la práctica de aeración sobre el pasto para mejorar la calidad del suelo donde crece el mismo. La aeración es una práctica que involucra el afloje del suelo mediante inserción de estacas o cuchillas, las cuales vienen integradas en un rodillo que se desliza superficialmente sobre el pasto. La aeración del suelo permite mejor drenaje de agua y nutrientes hacia las raíces. La aeración, en conjunto con arropes y cortes rutinarios, fortalece la salud y el vigor del pasto, y promueve el crecimiento parejo y uniforme de la cobertura superficial del pasto. El proceso de aeración, así como el arrope, puede aplicarse una vez al año mientras el pasto se someta a mantenimiento bajo o intermedio.


Los campos
Por lo general, entre más mantenimiento requiera el pasto (ej. “greens” y canchas de tenis), más elevada la demanda de nitrógeno para satisfacer las necesidades del pasto. Las canchas deportivas y los “fairways” requieren de menor mantenimiento y a causa requieren menos nitrógeno. Igualmente, los pastos residenciales (jardines y/o patios) requieren del nivel más bajo de nitrógeno a comparación del resto de los usos. 

En general, para fomentar la calidad del pasto Bermuda y prevenir la compactación del mismo, se recomiendan las prácticas de aeración y de arrope según el uso particular del pasto y la temporada anual en cuestión.


Enfermedades y plagas
El pasto Bermuda tolera distintas condiciones ambientales y sobrevive naturalmente en lugares donde la fertilidad del suelo y la lluvia no sean factores limitantes, así como también las temperaturas invernales no desciendan de manera extremosa. El pasto Bermuda puede encontrarse con algunos contrincantes de maleza y plagas, éstos solamente suelen incrementar en probabilidad cuando se trata de pasto de alto mantenimiento. Las aplicaciones de nitrógeno en cantidades elevadas, cortes pequeños y frecuentes, así como riego rutinario incrementan la exposición del pasto hacia enfermedades y plagas. 

Algunos insectos y plagas que se alimentan del pasto Bermuda incluyen gusano soldado, gusano cojoyero, gusano blando, hormigas, araña y cochinilla. Algunos se alimentan de la sabia de las hojas, mientras que otros atacan directamente a la raíz inhibiendo el desarrollo adecuado del pasto. Para exterminar plagas, por lo general se recomienda utilizar soluciones químicas (pesticidas), o bien biológicas (es decir, añadiendo poblaciones depredadoras de la plaga en particular). Sin embargo, el pasto Bermuda puede tolerar naturalmente cierta cantidad de estas plagas e invasiones siempre y cuando no pasen al extremo.


Cuando el pasto exhibe señales de enfermedad (amarillamiento o debilitación), es importante que se disminuya o se descontinúe temporalmente las aplicaciones de fertilizante (nitrógeno). El fertilizante en este caso podría darle fuerza a la plaga para seguir reproduciéndose. Por otra parte, es esencial el no dejar de regar el pasto para darle fortaleza durante la lucha contra la plaga en particular.

Para controlar algunas variedades de maleza que pueda invadir al pasto es importante mantenerlo siempre saludable. Es decir, cuando la cubierta de pasto se empieza a abrir debido a condiciones desfavorables en el suelo o sombra extrema, la maleza aprovecha para tomar el lugar del pasto en estas áreas. Algunas variedades de maleza invasora incluye trebol, diente de leon, pasto hurraco, “henbit” y “dallisgrass”. Estas variedades pueden controlarse con aplicaciones de producto químico como lo es el MCPP Dicamba, y el MSMA. Inclusive, para combatir el pasto hurraco y el “dallisgrass”, que son variedades de maleza anuales, se recomienda realizar aplicaciones preventivas de MSMA. Aún y cuando se utilizan controles químicos para combatir la maleza, es de suma importancia el buen mantenimiento del pasto (es decir, cuidar la frecuencia de riego, nutrientes en el suelo, así como emplear prácticas de aeración y arrope para darle fortaleza al mismo).

En el caso de hongos, existen varios parásitos incluyendo marchitamiento de primavera, tizón, mancha café, roya, pythium y “dollar spot”. Existen varios fungicidas para combatir los anteriores, se recomienda practicar aplicaciones preventivas de fungicidas cuando uno reconoce que existe un problema de hongos en su pasto.

 

Pastos Certificados
Producimos y distribuimos pastos certificados.

 

Vivero y Riego  Nacional.